Cómo mejorar velocidad de Internet

wifi

En otros tiempos, practicábamos todas las posturas del yoga con la antena de la radio y la televisión, con el fin de dejar la nieve atrás y obtener una buena señal. También hemos visto a compañeros subiendo en hombros a sus parejas con el brazo en alto, intentando obtener una rayita más de cobertura. Pero todo eso no es nada comparado con el caos que se monta para tratar de que te vaya bien Internet o el mismo WiFi, ese maná de la interconexión inalámbrica que necesitamos todos en nuestras vidas como el café de los lunes o el vermú de los domingos. Se ha llegado a ver gente desesperada, en pos de saber cómo mejorar la velocidad de Internet, rezando de forma afligida por las esquinas, pidiendo una solución al Dios de la tecnología.

Cómo mejorar la velocidad de internet

Prueba tu velocidad

Con intuir que tu Internet va mal no es suficiente; por ello lo mejor que puedes hacer es probar tu velocidad, testearla. Porque si realmente no sabes la velocidad que ya alcanzas, no sabrás nunca si la estás mejorando en mucho, en poco, o empeorando. Para ello hay gran cantidad de aplicaciones que podrás encontrar por Internet. No te limites a una sola medición, realiza el proceso durante varios días y en varias ocasiones, así podrás asumir los horarios de saturación o algunos problemas puntuales.

Reinicia tu red

Puede parecer demasiado fácil, pero hay problemas de conectividad que pueden solucionarse reiniciando el router, como por ejemplo fallos del sistema operativo, dos dispositivos que tengan la misma IP y este conflicto haga que la red falle, exceso de calor…

Así que, ya sabes, dale al “botón gordo” antes de volverte loco buscando posibles e intrincados problemas y soluciones.

Cuidate de las interferencias

Puede que no lo sospecharas, pero existen dispositivos que no están vinculados con el WiFi y que pueden, a veces, operar en las mismas frecuencias de 2,4 Ghz o 5 GHz.

Desde aparatos bluetooth, teléfonos móviles, monitores de bebés, antenas parabólicas mal colocadas, fuentes de alimentación, pantallas LCD… El microondas, por ejemplo, puede llegar a generar radiofrecuencias que entorpecen la red hasta hacerla ir más lenta o incluso desconectarla.

Por ello debes colocar el router estratégicamente y lo más alejado posible. También puede ser una buena idea apagar (de forma temporal) aquellos artefactos electrónicos que te puedan molestar, para ver cómo afectan sus interferencias. A malas podemos solucionar las interferencias de frecuencia cambiando el canal WiFi para el router.

El mejor canal de wifi

Puede que tus amables vecinos y sus inherentes routers interfieran en el tuyo haciendo que tu señal se resienta. Esto se debe a que los routers inalámbricos operan en una serie de canales diferentes. Lo mejor es que pongas el tuyo en el canal que menos cantidad de interferencias pueda tener. Para ello, para encontrar el canal que más te conviene, puedes utilizar herramientas como Wi-Fi Stumbler o Wi-Fi Analyzer.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.